Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

¡Oh, complejo personaje! Recuerda de donde vienes...

Imagen
La evolución que ha sufrido el antagonista de una historia desde el siglo XX hasta nuestros días ha sido verdaderamente notable. Donde antes nos conformábamos con el clásico personaje de malignas o egoístas intenciones que sabíamos señalar desde el primer capítulo, ahora nos cuesta trabajo aprobar historias en las que el antagonista no posea una justificación o un motivo realmente fuerte para cometer acciones de dudosa moral. De hecho, llegamos al punto de disculparlo, o sentir cierta empatía hacia su trama y su persona. El protagonista tampoco se ha quedado cogiendo polvo. Del romántico príncipe "con pelazo" de tierras germanas hemos atravesado durante los 80 y los 90 ese perfil canalla, americano, de chiste rápido y atractivo cortoplacista, hasta llegar a nuestros días, donde el protagonista no es aceptado si es simplemente un ser de luz de pasado intachable, que no falla una sola bala. La mayor parte de la población de creadores de historias, se encuentra campando en esa…